Forjando Carácter y Cultura Financiera en nuestras Familias. Parte III

 

Por Javier Angulo y Jesús Rosales.

 

Para finalizar la descripción de los diferentes estilos de vida de las familias, continuaremos con: Familias que viven una Novela y las Familias que viven una Aventura con Carácter

Familias que viven una Novela

 

En este grupo hay algunas familias que sufren día a día. Pueden tener mucho o poco dinero, pero su salud financiera se ve alterada por factores no financieros. Hay de todo y viven mucho dolor por decisiones de ellos o de otros, pueden experimentar abandono, pleitos, agresiones, vicios, desventuras amorosas, homicidios, delitos, mentiras, negocios oscuros.

 

Viven en una trama de problema tras problema, no buscan cómo salir. Y lo peor: llegan a creer que ese es su destino. ¡Mentira! Muchos mueren y dejan tras de ellos una historia que nunca decidieron cambiar. Les cuesta buscar ayuda. Algunos logran romper esos ciclos de violencia, heridas y malas decisiones. Tienen problemas fuertes en los valores que viven, para ello todo es relativo y hasta normal. Sólo crisis muy fuertes los hace volver en sí, y cambiar de rumbo.


Carácter: Formado a un costo, muy alto. En ocasiones a través del dolor.

 

Familias que viven una Aventura con Carácter

 

Estas son familias que buscan no el éxito monetario sino la plenitud. Son balanceados y equilibrados, no se van a los extremos. Su sanidad financiera no necesariamente es tangible ni cuantitativa, sino que es un estado que se experimenta a partir del bienestar cualitativo. En palabras de Epicuro: “si usted quiere ser millonario… lo que tiene que hacer no es esforzarse por aumentar sus bienes sino por disminuir su codicia”. Ejemplo: Prefieren tener paz en lugar de “cosas que se han comprado”, se valora más la libertad financiera que los logros materiales, viven con satisfacción el servir a los demás. Se enfocan en aspectos no fácilmente visibles.

 

Esta es una familia enfocada. Su aventura puede ser un negocio propio, estudiar, viajar, ayudar a otros, no importa su aventura. Ellos disfrutan el recorrido. Tienen una visión de familia, un proyecto de vida individual y conjunto. Ahí enfocan su energía y sus recursos, sean pocos o muchos. La riqueza material no es lo importante. Tienen un plan a seguir, tienen mapas guía, usan brújula, evalúan el terreno y el camino, cuidan la salud de los viajeros. La familia se apoya en las buenas y en las malas. Hay accidentes pero los superan. De ser necesario, pueden cambiar los planes, no son obsesivos, no sacrifican ni comprometen a la familia por la aventura. Si es necesario sacrifican la aventura pero nunca su familia. Todos participan en el viaje; usan sus virtudes, sus conocimientos y sus talentos. A veces se lastiman pero se perdonan, planean lo que quieren.

 

En ruta a la aventura, se pueden desviar pero juntos reencuentran el camino. Disfrutan el viaje. Hay cansancio, sacrificio, diferencias pero todos están comprometidos con lograr sus metas. No sólo sueñan, sino que se mueven hacia ese sueño. Lo importante no es el tamaño de la casa, ni el tamaño del auto, ni el paseo de vacaciones, ni los logros aparentes; su tesoro está en el disfrute del momento y no el destino. Su tesoro es la compañía y no la riqueza. Su tesoro está adentro y no afuera. Su corazón está donde está su tesoro, y su tesoro es su familia a quienes ama.

 

Carácter: Sabio y frugal, modesto. Disfrutan el proceso, y aprenden en el camino.

 

¿Con cuál familia se identifica usted?

 

Al final todos tenemos un poco de cada una, un poco de fantasía, un poco de carnaval, a veces desiertos, en algunas ocasiones vivimos una novela, pero todos soñamos con disfrutar una hermosa aventura en familia, con carácter para enfrentar lo bueno y los desafíos financieros de la vida, poniendo la mirada en lo invisible, es decir, en aquello que está más allá de lo material.
 

Reconocernos es vital pues de ello depende cómo vamos a forjar el carácter sabio en nuestra familia para enfrentar los retos financieros que la vida les presente por delante.

 

Recuerde:

 

Es importante tomar cada día decisiones que nos guíen ser una familia de aventura pero con carácter financiero sólido. Si está viviendo en un mundo de carnaval, novela o fantasía, decida cambiar el rumbo de su vida hacia una vida de aventuras saludables, y si en el desierto no desmaye.

 

Si no ha leído los textos anteriores, le invitamos a que los lea para profundizar más el tema desarrollado:

Forjando Carácter y Cultura Financiera en nuestras Familias. Parte I

Forjando Carácter y Cultura Financiera en nuestras Familias. Parte II
 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.